Asociación Regiomontana de Psicoanálisis A.C.

EDUCACIÓN A DISTANCIA EN LA IPA: REGULACIONES

IPA logo
Formación en la API
PARA: TODOS LOS MIEMBROS Y CANDIDATOS DE LA API
DE: PRESIDENTE DE LA APIEstimados compañeros,Les escribo en relación con algunos rumores que indican un malentendido acerca de la formación de la API. Estos rumores hablan de que algunos institutos o sociedades aceptan la candidatura de personas cuyos análisis personales durante su formación para convertirse en analistas se llevarán a cabo en su totalidad o casi en su totalidad a través de tecnologías de comunicación a distancia, como Skype o similar.

Un análisis remoto como este, independientemente de la calidad de los analistas involucrados, no puede ser reconocido como un análisis de formación de la API y, en consecuencia, ningún instituto o sociedad de la API está autorizado a formar a los candidatos mediante el análisis a distancia ni se les permite a los candidatos el uso de análisis remoto como casos de control. La formación realizada íntegramente a distancia no se ajusta a las normas de la API y no dará lugar a la afiliación API.

La política vigente sobre el análisis remoto está disponible aquí.

A pesar de que pueden existir ajustes menores en la organización de los procedimientos de formación dentro de las diferentes sociedades e institutos, las reglas fundamentales de la API no pueden ser ignoradas ni modificadas sin consecuencias graves para nuestros acuerdos organizativos. Por favor, téngase en cuenta que la Regla 4(8)(b) dice: «Para mantener su estatus, una Organización Constituyente deberá cumplir con los criterios vigentes en la API». Para mayor claridad, aquí no nos referimos a aquellas Sociedades de la API que desarrollan una actividad paralela, separada, de formación de psicoterapeutas psicoanalíticos, en la que no están obligados a seguir las reglas de la API, aunque debe quedar claro que esos cursos no conducen a la afiliación API.

La API requiere aprobación formal de la Junta para cualquier cambio significativo en la formación, y éste es el procedimiento que debe seguir toda sociedad en caso de que desee realizar cualquier cambio. Quiero recalcar que estoy absolutamente dispuesto a considerar las modificaciones propuestas en relación con la formación, pero la API sólo puede aceptar finalmente las modificaciones que hayan sido aprobados a través de una votación formal de la Junta. En ningún caso, la API aceptará modificaciones relativas a la formación que no procedan del resultado de este proceso formal, incluyendo aquellas iniciativas aisladas que no hayan sido aprobados oficialmente por la Junta de la API.

Es importante confirmar cómo la formación API puede evolucionar siguiendo un proceso comparable al de la elaboración y la asunción consciente de las responsabilidades del individuo: sin embargo, no podemos permitir que nuestra organización atraviese procesos escindidos. En su lugar, debe evolucionar a través de una decisión sobre los cambios, potencialmente conflictiva e intensamente debatida, pero coherente al final.

Resumiendo, el análisis íntegramente remoto no es considerado por la mayoría de los analistas y de los Representantes presentes en la Junta de la API como un análisis aceptable para un futuro psicoanalista.

Queremos dar lugar a un debate abierto e intenso en la API, pero por ahora nuestro deber es preservar las reglas y procedimientos de formación actuales hasta que la Junta decida otra cosa. Esto no quiere decir que algún trabajo analítico útil y creativo no se puede hacer a través de Skype u otros sistemas; respetamos la actividad profesional de los compañeros que, sin duda, ayudan a los pacientes que viven en zonas remotas a través de este tratamiento. Sin embargo, es nuestro deber institucional aclarar la situación actual con respecto a la formación oficial de la API e indicar el procedimiento correcto a seguir para cualquier modificación.

Espero que este mensaje dé lugar a un debate fructífero en el marco apropiado de nuestra organización.

Un cordial saludo

Stefano Bolognini
Presidente de la API

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *