Asociación Regiomontana de Psicoanálisis A.C.

¿Qué es el Psicoanálisis?

El escritor Stefan Zweig escribió que el siglo XX se inició con dos hechos importantes: Roentgen, con los rayos X, quien  pudo explorar el interior del cuerpo humano vivo, y Sigmund Freud, quien con el psicoanálisis, pudo explorar el alma humana. Eso es el psicoanálisis en su esencia: una disciplina científica que estudia, investiga y describe el alma humana ¿Cómo se forma? ¿Cómo se desarrolla? ¿Cómo está estructurada? y ¿Cómo funciona?. Todo esto en sus aspectos así llamados “normales” o sanos. Y también ¿Cómo se enferma? . . . y ¿Cómo se cura.? Completamos la definición del psicoanálisis desde tres puntos de vista, remitiéndonos a palabras del mismo Freud:

1) Un método para explorar los procesos mentales inconscientes.

2) Una técnica para tratar las enfermedades psíquicas.

3) Un cuerpo de teorías derivadas de la aplicación de los puntos

Es decir, en lo que hasta para Freud había sido terreno de teólogos y filósofos, de anatomistas y neurofisiologos, se instala el psicoanálisis, como una disciplina científica autónoma e inédita. El progreso intenso, amplio y permanente de la investigación, y la acumulación de conocimientos psicoanalíticos, ha llevado a la posibilidad de aplicar esos conocimientos, no sólo a diversas categorías de trastornos mentales, sino también a las patologías psicosomáticas, a la comprensión de ciertos aspectos de patologías sociales, y en general a diversos tópicos de la cultura: el arte, el cine, la literatura, entre otros. También este desarrollo ha agregado al tratamiento técnicas en encuadres terapéuticos diversos, como la terapia de parejas, de grupos, de niños y adolescentes, de la tercera edad, de familias, multifamiliares, etc. En nuestro país, el psicoanálisis ha alcanzado gran difusión y forma parte de la cultura contemporánea. Para dar un ejemplo casi cotidiano: los actos fallidos de políticos y personajes públicos son inmediatamente reconocidos y casi siempre bien interpretados. Los mismos, tienen un carácter intuitivo, dando cuenta de complejos mecanismos psíquicos, que un psicoanalista podría describir así: procesos mentales inconscientes, deseos contrapuestos, mecanismos de represión, de fracaso de la represión y del retorno de lo reprimido. Finalmente, y para completar este brevísimo intento de definición, diré que la gran fuerza interna de desarrollo del psicoanálisis, ha llevado a la creación de diversos modos de pensar la teoría psicoanalítica, modos que han alcanzado en algunos casos la categoría de “escuelas”, o esquemas referenciales. Así, a los freudianos originales se han agregado kleinianos, winnicottianos, escuela americana, lacanianos, etc., constituyendo el pluralismo de ideas que actualiza e ilumina el tronco del Psicoanálisis. Las diferencias entre estos modos de pensar algunas cuestiones teóricas y técnicas, han llevado a menudo a intercambios y debates controversiales, que reflejan la vitalidad del psicoanálisis, pero que fundamentalmente resultan en fertilizaciones cruzadas de ideas. La historia ya ha mostrado que a la postre, los principios básicos del psicoanálisis se siguen manteniendo

El psicoanálisis es una teoría sobre el funcionamiento psíquico humano. Un método que investiga los aspectos inconscientes de la vida psíquica humana a través de sus manifestaciones en la libre asociación de ideas, en los sueños y fantasías y en los actos erróneos e involuntarios.

Una forma de psicoterapia, que opera mediante el descubrimiento de las raíces inconscientes de las emociones y los actos de la persona. Para ello, el analista invita al paciente a decir cuanto le venga a la mente (esto es, a asociar libremente) haciendo a un lado cualquier juicio sobre el valor o la pertinencia de sus propias ideas. Poco a poco se vuelven evidentes ciertos patrones repetitivos, característicos de cada paciente, en sus comunicaciones al analista, quien puede entonces, por medio de sus interpretaciones, llevar al paciente a descubrir por sí mismo el origen de sus dificultades al volver a experimentarlas en la situación analítica.

No es posible predecir la duración de este proceso.

¿Quién es Psicoanalista?

El título de “Psicoanalista” no está registrado ante la Dirección General de Profesiones, de manera que pueden usarlo sin incurrir en sanciones legales personas con muy diverso grado de capacitación y experiencia. La Asociación Regiomontana de Psicoanálisis, A.C., acredita como psicoanalistas solamente a psicólogos con grado académico de maestría o su equivalente y al menos dos años de experiencia clínica psiquiátrica, o a médicos con especialidad en psiquiatría, que han completado además cuatro años de formación en el Instituto de Psicoanálisis de la ARPAC

¿Cuándo buscar a un psicoanalista?

El Psicoanálisis puede ser de gran ayuda:

A quienes sufren de estado crónico de ansiedad o tristeza

A quienes luchan contra obsesiones o temores irracionales

A quienes padecen de inhibiciones en el terreno sexual, laboral o social

A quienes presentan conductas adictivas (alcoholismo, farmacodependencia, etc)

A quienes padecen alguna de las llamadas enfermedades psicosomáticas (Neurodermatitis, úlcera péptica, colon irritable, hipertensión arterial, etc)

A aquellas personas que no logran sentirse satisfechas por sus logros, o fracasan repetidamente en su proyecto de vida, o se ven atrapadas una y otra vez en relaciones destructivas

A quienes se han visto obligados a replantear su visión del mundo y de sí mismos a raíz de una crisis vital (como un divorcio, un cambio de profesión, la muerte de un ser querido o el nacimiento de un hijo)

A quienes desean investigar en sí mismos el funcionamiento de la mente humana y sus motivaciones inconscientes

Además, es indispensable contar con un gran interés en conocer el propio mundo interno.